Apoyo a la ceguera intelectual de Pep Guardiola

Manifiesto leído por Pep Guardiola. Barcelona, 2 de junio de 2017

El intelectual, sea éste del signo político que sea, es un experto en el manejo de términos abstractos, de generalidades, de valores absolutos. Su objetivo es escudriñar, de entre el amasijo de información y datos que le rodea, la gran Verdad o, por lo menos, la mejor verdad entre las posibles.

Cuando el intelectual pasa del plano metafísico a la práctica en la vida real, tiene dos alternativas: o abstenerse o tomar parte. La primera opción es la más cómoda, pues no exige a renunciar a ninguna de sus abstracciones y valores que considera innegociables. El tomar partido, sin embargo, “mancha”: obliga a aceptar excepciones en la teoría sobre lo que es bueno y verdadero.

Existen decenas de ejemplos de intelectuales que han tomado partido en diferentes contenciosos políticos. Heidegger fue un nazi convencido; muchos filósofos europeos de la postguerra quedaron prendados (durante algún tiempo) por las supuestas bondades del nacional-comunismo estalinista; Michel Foucault acabó convertido en títere del régimen de los ayatolás…

A Pep Guardiola, por su amplia cultura y su eco mediático, no debe serle negada su faceta intelectual. Un intelectual que ha tomado partido por una causa, el independentismo catalán. Al mismo tiempo, hay otros intelectuales que apoyan las mismas tesis, pero orientadas hacia la nación española. Unos y otros están de acuerdo en lo mismo: una nación es una entidad hermética, cerrada y aislada definida por una raza, una lengua, una cultura y una historia. Difieren en cómo se articula el hermetismo de esa entidad: para los nacionalistas españoles, España contiene los valores catalanes (los segundos sometidos y subordinados a los primeros), mientras que para Pep Guardiola la conservación de lo catalán pasa necesariamente por su aislamiento de lo español.

Quien insulta y vilipendia a Pep Guardiola por apoyar el nacionalismo catalán, lo hace desde la adhesión inquebrantable al nacionalismo español, por lo que asume que sus principios son correctos. Es como un hooligan del Real Madrid que desprecia a un fanático del Fútbol Club Barcelona: ambos están de acuerdo en lo mismo, esto es, que los colores de la afición están por encima del fútbol. Discrepan sin embargo en los colores a los que hay que seguir.

Por ello creo que la crítica (necesaria) hacia los comentarios de Guardiola debería ser dirigida, no contra su apoyo al independentismo catalán, sino por su, tal vez, errónea visión historicista-aislacionista-reductora del estado-nación. Hacer comprender a los hooligans del Real Madrid y del Barcelona que, más allá de la camiseta que defiende el jugador, está la belleza de la competición, el encanto de la estrategia, la sublimidad del gol. Que independientemente del equipo para el que jueguen, hay que disfrutar del arte que contienen las piernas de Cristiano Ronaldo, de Messi, de Fernando Torres, de Toquero…

Pero esta toma de postura exigiría criticar también al propio nacionalismo español (y al vasco, y al francés, y al…). Y, hoy por hoy, esto no es posible. Vivimos en sociedades fuertemente vinculadas a impenetrables dogmas nacionalistas. Aceptar que no existen valores incuestionables catalanes, españoles o franceses supone, en cierta medida, negar la existencia de esas naciones (¡Vade retro!).

Por ello, creo que hay que respetar la opinión de Pep Guardiola, que no es más que la constatación de un error cuasi-universal, y del que nadie estamos libres de caer: ni los políticos, ni los intelectuales, ni los ciudadanos de a pie. Respetarla sí, pero al mismo tiempo criticarla, pues contiene un dañino poso de inexactitud que es el origen de la mayor parte de los males políticos que pueblan este planeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s