Hacia una verdad quiral (V): Relaciones entre máquinas de aprehensión

Se ha definido máquina de aprehensión como la estructura mínima capaz de aprehender una idea. Se trata de un constructo teórico, inexistente en la naturaleza, pues las estructuras de relación de los seres vivos, por muy primitivas que sean, van más allá de esta máquina de aprehensión cuyo funcionamiento tratamos de explicar en estos artículos. Tal vez podría tener una aplicación en el mundo digital, mediante la construcción de sistemas informáticos que no manejen una información plana y binaria, sino que construyan sus propias imágenes de la realidad sobre los tres planos que constituyen la máquina de aprehensión.

Hasta ahora se ha explicado el funcionamiento de las máquinas de aprehensión de modo individual, de una a una, sin relación entre ellas. A la vez, se ha definido un lenguaje secundario, que pone en comunicación las máquinas de aprehensión entre sí, así como un plano comunitario Y, que es el resultado de la acumulación, a lo largo del tiempo y a lo ancho de la sociedad, de los planos Z. Lenguaje secundario y plano Y son condición sine qua non de máquina de aprehensión. Y para que existan lenguaje secundario y plano Y, es necesaria la socialización de la máquina de aprehensión con otras máquinas de aprehensión.

Si pudiera existir una máquina de aprehensión aislada, ésta construiría sus planos XYZ en base única a su lenguaje primario. La aprehensión se realizaría únicamente según las necesidades vitales de cada momento. El plano X estaría limitado a las imaVs iluminadas por el lenguaje primario. El plano Z, en comparación con un sistema que incorpore lenguaje secundario, estaría hipertrofiado. En cuanto al plano Y, en teoría, no podría existir, ya que ni existe lenguaje secundario, ni existe una sociedad en devenir histórico. Al precisar la idea un espacio tridimensional en el que andamiar su sumatorio de momentos de taut, no podría constituirse, por lo tanto, una máquina de aprehensión. Pero si lo hiciera, y el plano Y se definiera simplemente como el sumatorio de planos Z, el plano Y no sería más que un plano Z desdoblado; la máquina de aprehensión podría definirse por sus planos XZZ’, donde la idea se construiría con la siguiente fórmula:

I= Tx + Tz + Tz’

La máquina de aprehensión aislada aprehendería las imágenes de Verdad según su lenguaje primario y sus necesidades de supervivencia, día a día, hora a hora. Si consideramos la imaV (a), en un momento dado, y en unas circunstancias dadas:

  • Máquina 1 aislada: I(a)= Tx(10)+ Tz(6) + Tz'(6) = 22

El momento de taut (22) indicaría cómo aprehende la máquina esa imaV (a). Si, por un casual, esa máquina de aprehensión deja de estar aislada, y se socializa, va a entrar en contacto con máquinas de aprehensión con lenguaje secundario, y cuyas imágenes de la imaV (a) estarán condicionadas tanto por este lenguaje como por un plano Y verdaderamente constituido. Consideremos que la sociedad a la que entra a formar parte la máquina aislada está formada por cuatro máquinas de aprehensión:

  • Máquina 2: I(a)= Tx(10) + Ty(4) + Tz (2) = 16
  • Máquina 3: I(a)= Tx (10) + Ty(3) + Ty (3) = 16
  • Máquina 4: I(a)= Tx (10) + Ty(4) + Ty (3) = 17
  • Máquina 5: I(a)= Tx (10) + Ty(3) + Ty (4) = 17

Como se puede observar, la aprehensión de las ideas no es homogénea en la sociedad de máquinas de aprehensión, pero las diferencias son menores que con la máquina aislada. La idea en sociedad, que es sumatorio de los momentos de taut de los planos XYZ, aun difiera tanto en el sumatorio total como en el momento de taut de cada uno de los constituyentes, es conmensurable, esto es, que aunque la máquina 2 aprehenda la idea (a) de modo diferente que las máquinas 4 y 5, la diferencia no es tan grande como para generar confrontación e ininteligibilidad. Algo que sí sucedería con la máquina aislada, cuyo sumatorio de momentos de taut es inconmensurable respecto a cualquiera de las máquinas de la sociedad.

La máquina aislada, al socializarse, va a ir adquiriendo el lenguaje secundario propio de la sociedad. Esto va a influir incrementando su haz de lenguaje y modificando la estructura interna del plano Z y del Z’, que constituirá una entidad diferenciada del Z: el plano Y. La máquina va a alterar así los momentos de taut XYZ y, con ello, su sumatorio, hasta el punto que se aproximará cada vez más a la idea tal como se aprehende en la sociedad:

  • Máquina 1 socializada: I(a)= Tx(10) + Ty(1) + Tz (6) = 17

Que el sumatorio sea conmensurable, no tiene que significar que las cantidades de taut que lo constituyen sean iguales. La socialización no exige homogeneización de la aprehensión, sino más bien compatibilización de la misma.

Aunque nuestra concepción y aprehensión de conceptos, objetos, ideas… sea similar y compatible con la de los demás que forman parte de nuestra sociedad, eso no significa que la imagen interna que creamos de esos conceptos, objetos e ideas sea la misma. Cada cual tiene su imagen del amor, del desamor, de una silla, de un pájaro, del número uno, del vacío y del absoluto, del todo y nada. Cuando, nosotros los emisores, comunicamos una imagen construida en nuestro interior, esta será más o menos compatible con la del receptor. Él percibirá nexos comunes entre la idea que recibe y la idea que alberga su mente. Sin embargo, ambas pueden ser intrínsecamente diferentes, esto es: la aprehensión íntima está estructurada de modo tan diferente, que si se pudiera aprehender no ya el sumatorio de momentos de taut, sino cada momento de taut de modo independiente, se produciría una situación de inconmensurabilidad similar a la que se produce entre la máquina aislada y las máquinas socializadas.

En resumen, la socialización de las máquinas de aprehensión produce:

  • Constitución del plano Y y del lenguaje secundario
  • Amejoramiento del haz de lenguaje
  • Comensurabilización de las ideas (que no de los momentos de taut)

2 comentarios en “Hacia una verdad quiral (V): Relaciones entre máquinas de aprehensión

  1. […] En el anterior artículo se han definido las relaciones entre máquinas de aprehensión, en base a la referencia de una sola idea, un sólo momento de taut. Si se toma de manera aislada, sin conexión con ninguna otra imaV, el momento de taut de esta podría modificarse sin que sus relaciones para con otras imaVs se vean alteradas. Pero en todo plano de la máquina de aprehensión cada imaV está relacionada con innumerables imaVs. Una modificación en el momento de taut de una imaV va a tener repercusiones en los momentos de taut de otras imaVs. […]

    Me gusta

  2. […] Anteriormente comentada, la máquina de aprehensión (o una región delimitada de la misma) en “niño salvaje” carecería de plano Y, esto es, que no contaría con ningún tipo de socialización, de lenguaje secundario. La aprehensión de las ideas se basaría en el primitivo lenguaje primario. Con un haz de lenguaje muy limitado, esta máquina de aprehensión desdoblaría el plano Z (XZZ’), uno de los cuales funcionaría como plano Y. La vida de esta máquina de aprehensión, sin contacto con otras máquinas, estaría supeditada a trabajar por la supervivencia de la misma. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s