Hacia una verdad quiral (XIII): Unificación de planos Y

A partir de lo publicado en artículos anteriores, podríamos definir  la verdad quiral como aquella idea cuyo sumatorio de momentos de taut es válido para todas y cada una de las máquinas de aprehensión que conforman una sociedad. La verdad quiral no es verdadera, sino una imagen de esa verdad a la que hace referencia. Imagen que puede estar muy lejos de su verdad, incluso ser contraria a ella. La característica principal de la verdad quiral no es su semejanza con la verdad, sino su validez universal.

Se han establecido dos supuestos que son necesarios para la generación de una verdad quiral: el primero, la democratización de un lenguaje extendido. Y el segundo, la unificación de planos Y. Ambos procesos están interrelacionados, de modo que para que se pueda producir esa unificación de planos Y, es necesaria la previa (o simultánea) democratización del lenguaje extendido. El plano Y ofrece validez externa a la idea generada en la máquina de aprehensión. Una validez externa que va a variar con la posición en la que se sitúa la máquina de aprehensión con respecto a otras máquinas. Por lo tanto, aunque una máquina de aprehensión posea un sólo plano Y, éste se va a comportar como multiplano, en virtud de cómo incida en haz de lenguaje sobre él en cada momento de su relación con otras máquinas de aprehensión. De ahí los subplanos Y dentro del plano Y.

Del mismo modo, y siguiendo esta lógica, aunque el plano Y tenga tendencia a uniformizarse e igualarse cronológica y metacrónicamente dentro de una sociedad, en verdad cada máquina de aprehensión va a poseer un plano Y diferenciado con respecto a las máquinas de aprehensión vecinas. Posiblemente a partir una hipotética lectura de todos los planos Y de una sociedad se podría extraer una tendencia, una moda, un plano Y prototípico que serviría de base para entender los planos Y de todas las máquinas que conforman esa sociedad. Algo que, a priori, no por definición, no podría determinarse si se analiza un conjunto de planos Z, que son mucho más íntimos, mucho más intransferibles.

Existe un multiverso de planos Y que, a la vez, son multiplanares, pero que ofrecen esa validez externa necesaria para la intercomunicación de ideas entre diferentes máquinas gracias a esa tendencia intrínseca del plano Y a homogeneizarse. Mientras la naturaleza heterogénea de los planos Y favorecen la licuefación de la idea, la tendencia homogeneizante procuraría cierta estabilidad, cierta viscosidad. El resultado de esta lucha entre heterogeneicidad y homogeneicidad va a depender de la única estructura íntima de la máquina de aprehensión con capacidad de modificación: el haz de lenguaje. El haz de lenguaje, cuanto más primitivo sea (esto es, que el lenguaje primario prime sobre el secundario), el plano Y se abrirá a más interpretaciones y, por ende, será más heterogéneo. Por contra, cuanto más elaborado esté el haz de lenguaje, más homogénea, más viscosa, será la idea que se genere a partir de él.

En el caso de cuatro máquinas socializadas, con lenguajes poco democratizados y extendidos, las ideas generadas en cada una de las tres máquinas distarían de ser homogéneas:

  • I1= Tx(12)+Ty(6)+Tz(3)= 21
  • I2= Tx(12)+Ty(5)+Tz(1)= 18
  • I3= Tx(12)+Ty(4)+Tz(5)= 21
  • I4= Tx(12)+Ty(3)+Tz(1)= 16

En la pléyade de múltiples planos Y multiplanares se pueden encontrar áreas en las cuales diferentes planos Y de diferentes máquinas de aprehensión convergen, de modo que las imaVs del plano Y contenidas en esa área son iguales para todos ellos. Esas áreas, más o menos extensas se denominarán áreas de consenso. En el siguiente gráfico, los planos Y se representarán curvos, y la curvatura será dependiente de la viscosidad. El área de consenso es aquella región donde los planos Y se juntan y establecen un vínculo de similitud:

consenso

En caso de que las máquinas de aprehensión de una sociedad manejaran un lenguaje extendido y democratizado, las interacciones entre las diferentes máquinas de aprehensión serían más homogéneas. Esto provocaría tres eventos: primero, se reducirían el número de subplanos Y dentro del plano Y de una máquina de aprehensión, lo cual va a generar ideas más viscosas;  segundo, los planos Y de las diferentes máquinas de aprehensión se van a homogeneizar, por lo que; tercero, aparecerán áreas de consenso más amplias. En el ejemplo anterior, si las cuatro máquinas manejaran un lenguaje más democratizado y extendido:

  • I1= Tx(12)+Ty(8)+Tz(2)= 22
  • I2= Tx(12)+Ty(8)+Tz(1)= 21
  • I3= Tx(12)+Ty(8)+Tz(3)= 23
  • I4= Tx(10)+Ty(8)+Tz(1)= 19

Las ideas son el producto del sumatorio de tres imágenes de Verdad: la universal (X), la externa (Y) y la íntima (Z). Las ideas cuyas imaVs del plano Y se encuentren en el área de consenso, poseerán dos momentos de taut (Ix e Iy) iguales a las de las otras máquinas de aprehensión con las que se socializan. Por lo tanto, el sumatorio de momentos de taut de estas ideas sólo variara según el valor el momento de taut del plano Z, que es íntimo y personal y, por lo tanto intransferible, pero cuya estructura se verá alterada por ese lenguaje democratizado y extendido y, probablemente, también sufra cierta homogeneización. La verdad quiral es esa idea cuyo origen en el plano Y se encuentra en ese área de consenso.

El límite superior de este sistema estará en un lenguaje tan extendido y tan democratizado que el área de consenso abarque a todo el plano Y. Probablemente las relaciones en el seno del plano Y generen cuerdas gruesas y tensas.  En esa situación, el plano Z, con cuerdas más inestables, producirá momentos de taut muy débiles que quedarán velados por los momentos de los planos XY. Así, en el ejemplo de las cuatro máquinas de aprehensión:

  • I1= Tx(12)+Ty(11)+Tz(2)= 25
  • I2= Tx(12)+Ty(11)+Tz(1)= 24
  • I3= Tx(12)+Ty(11)+Tz(2)= 25
  • I4= Tx(10)+Ty(11)+Tz(1)= 24

A las ideas generadas en estas situaciones son verdades quirales. Una verdad por consenso que, en realidad, no tiene nada de verdad. Tan solo validez. Validez que no será  tan estable e inmodificable como la Verdad Absoluta. El lenguaje, aunque sea extendido y democratizado, evolucionará a lo largo y ancho de la sociedad de máquinas de aprehensión. Estos cambios, que incidirán en los planos YZ, alterarán la estructura de la verdad quiral: lo que es válido hoy no tiene por qué serlo mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s